Tips para cuidar tu piel con aloe vera o sábila

El gel de aloe vera que produce la sábila tiene grandes beneficios para la piel, gracias a su alto contenido de vitaminas, minerales, enzimas, ácidos grasos, entre otros. Lo que permite que tenga propiedades regenerativas que ayudan en la cicatrización de heridas y desvanecimiento de manchas, así como también causa un efecto antiinflamatorio. 

Además de su efectividad para sanar la piel, el aloe vera también ayuda a retener su humedad y potenciar su suavidad, por lo cual es un gran hidratante, así mismo previene la aparición de arrugas y fomenta la elasticidad. Por otro lado, también tiene grandes propiedades para cuidar las pieles con acné gracias a su acción astringente que permite cerrar los poros abiertos y actuar contra las imperfecciones. En Medicare queremos compartirte algunos consejos para usar el Aloe Vera, presente en nuestros Paños Húmedos; y sacarle provecho a cada uno de sus beneficios.  

Para hidratar la piel

Si tienes una piel seca, puedes extraer de la sábila el gel de aloe vera y mezclarlo con tu crema de uso diario. Pero, si tienes una piel grasa, puedes usar esta mascarilla casera que te ayudará a refrescarla, repararla y mantenerla humectada.  

Solo debes tener ¼ de taza de cristales de sábila y ¼ de taza de miel. Hierve los cristales de sábila y luego triturarlos en la licuadora para que queden como un gel, agrega la miel y vuelve a licuar para que se mezclen. Aplica la mascarilla en todo tu rostro, déjala actuar por 20 minutos y luego enjuaga con agua fría.  Hazlo por lo menos 2 a 3 veces por semana.  

Lee también: Razones por las que no debes limpiar tu cara con productos que contengan alcohol

Calmante para la piel sensible y quemaduras

Usa el gel del aloe vera directamente en tu piel después de depilarte o cuando tu piel presente alguna alergia, gracias a que estimula el proceso de regeneración celular ayuda a sanar rápidamente y produce una sensación refrescante, por medio, de su efecto calmante. Además, si presentas algunas quemaduras en tu piel por exposición al sol o algún accidente casero leve, puedes usar la cáscara de la sábila para untar el gel en tu piel, esto también calmará la irritación y ayudará a obtener una cicatrización sin marcas.

Para eliminar impurezas y prevenir la aparición de nuevos granitos

Puedes usar la cáscara o aplicar pequeñas cantidades del gel de aloe vera directamente en el granito, dejando que se absorba, pues gracias a sus componentes promueve la formación de células nuevas y elimina las impurezas. 

También, puedes usar esta mascarilla natural como exfoliante para limpiar las impurezas de tu piel, solo necesitas 2 cucharadas de aloe vera, 2 cucharadas de azúcar morena y 1 cucharadita de jugo de limón. Mezcla todos los ingredientes en una taza, puedes ayudarte de una cuchara para que se compacten bien y aplícalo   sobre tu rostro dando con suaves masajes circulares por dos minutos. Déjalo actuar por 10 minutos más y enjuaga con agua tibia. Hazlo como parte de tu rutina, 2 veces por semana.

Para mantener una piel joven y prevenir arrugas

El aloe vera posee un alto contenido de antioxidantes que ayudan a mejorar la flexibilidad de los tejidos del cutis por lo que puede contribuir a retardar la aparición de líneas de expresión. Úsalo como parte de tu rutina diaria, distribuyéndolo por todo tu rostro como cualquier crema antes de aplicar el protector solar. 

Para reforzar el efecto anti arrugas, licua 100 g de cristales de sábila con 100 g de pepino, añade un poco de agua y ve mezclando hasta lograr que se vea homogéneo, si está muy espeso puedes agregar más agua. Aplícala en tu rostro limpio antes de dormir y déjala que actúe durante toda la noche, lava tu cara con agua tibia en la mañana y aplica el hidratante que siempre usas.

Para disminuir las estrías

El aloe fortalece las fibras de colágeno y humecta profundamente la piel, por lo que es ideal para recuperar su apariencia lisa después del embarazo o pérdidas de peso, además elimina la picazón y previene la generación de nuevas estrías. 

Para un buen tratamiento de estrías con aloe vera, necesitas de 1 taza de cristales de sábila, 2 cucharaditas de aceite de almendra y 2 de miel de abejas. Licua los cristales de sábila, luego añade la miel y el aceite de almendras y licua de nuevo hasta que quede homogéneo. Aplica la mezcla directamente en las estrías, déjala actuar por media hora y enjuaga con agua tibia.  Hazlo 2 o 3 veces por semana para que tu piel empiece a verse más tersa.

Ahora que conoces las propiedades del aloe vera te invitamos a usar nuestros paños húmedos medicare, que contienen este componente y tienen múltiples usos, limpiando y cuidando de tu piel. Descubre más aquí. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *