Razones por las que no debes limpiar tu cara con productos que contengan alcohol

Razones por las que no debes limpiar tu cara con productos que contengan alcohol

Es frecuente pensar que el alcohol puede desinfectar y limpiar profundamente, pero en la piel del rostro no funciona de la misma manera, ya que, puede ser uno de los ingredientes más perjudiciales si se usa de manera regular. 
Antes, era común ver que los productos de limpieza facial o anti acné estuvieran hechos a base de alcohol porque se pensaba que era una solución para atacar de raíz este problema, pues podía matar la bacteria, que lo origina, en la superficie de la piel y eliminar rápidamente el sebo. Por esta razón, quienes usaban este tipo de tónico y limpiadores podían sentir una limpieza profunda y un efecto de sanación instantáneo. 
Pero, ese efecto inmediato era simplemente un resultado rápido que a largo plazo tenía grandes consecuencias en la piel, por lo que con los años se ha detectado que el uso constante de productos con alcohol puede generar más producción de sebo, aumentar el acné, resecar e irritar la piel y así mismo llevar a un envejecimiento prematuro.

El alcohol daña la barrera de protección natural de la piel

Usar regularmente productos con base de alcohol daña la barrera de protección natural de la piel, porque es un ingrediente que destruye las sustancias que la mantienen saludable a largo plazo. Esto provoca que la piel no sea capaz de retener su propia hidratación y genera mayor resequedad. 
Además, al combinar su uso con otros productos de limpieza como jabones será más fácil que estos ingredientes agresivos penetren sobre la piel y sigan dañando su barrera de protección.

Aumenta la producción de grasa en la piel y el acné

Al provocar irritación e inflamación en la piel, los productos anti acné a base de alcohol irónicamente hacen que la solución se vuelva la causa de más problemas relacionados con esta enfermedad. 

Lo que sucede es que la irritación causada por el alcohol produce un aumento de las bacterias que provocan el acné, estimulando la producción de sebo en la base del poro como un efecto de reacción de la piel para restablecer su barrera de protección natural. 

Es decir, el efecto desengrasante de estos productos elimina de la piel aceites e ingredientes propios que la mantienen sana y para contrarrestarlo las glándulas sebáceas producirán un exceso de grasa para reponerla.  

Así mismo, la inflamación que provoca el alcohol hará que las marcas rojas de los granitos permanezcan por más tiempo. 

Puede dañar las células de la piel y acelerar su envejecimiento 

Al afectar la barrera protectora de la piel se destruyen todas las sustancias que tienen sus células para reducir la inflamación y defenderla contra los radicales libres (cambios químicos que pueden dañarlas e incluso provocar el cáncer) lo que provoca el aumento de muerte celular y un enrojecimiento más fácil en las pieles grasas. De esta manera se acelera su envejecimiento.  

Alcoholes nocivos para la piel

 No todos los tipos de alcohol son nocivos para la piel, pues están los simples que son los que debes evitar, con nombres como SD alcohol, denatured alcohol, alcohol denat, benzyl alcohol, ethyl alcohol o isopropyl alcohol, que aparecen así en las etiquetas de los productos. 
También existen los alcoholes grasos que son beneficiosos y se derivan normalmente del aceite de coco o de palma puedes verlos bajo estos nombres: glicerina, butylene glycol, cetearyl alcohol, stearyl alcohol, cetyl alcohol y propylene alcohol. 

Elige productos de limpieza sin alcohol

Ahora que sabes los efectos nocivos del alcohol en tu piel y más cuando eres propenso al acné, usa productos que limpien tu rostro sin dañarlo como los paños y toallitas desmaquillantes Medicare que son aptos para cualquier tipo de piel. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.