Descubre los diferentes usos de nuestros paños húmedos Medicare

Los pañitos húmedos llegaron para facilitarnos la vida, pues es la manera más rápida de limpiar nuestras manos, cuando no podemos lavarlas, las bocas de los bebés al comer o algún objeto que se encuentre sucio, solo con llevarlos en el bolso pueden sacarnos de apuros. Por eso hoy queremos contarte esos usos de paños húmedos Medicare que pueden ayudarte en tu vida diaria y otros que tal vez no te imaginabas.

Para limpiar a tu bebé, pero no solo en su colita

Los pañitos húmedos de Medicare son adecuados para usar tanto en adultos como en bebés y son muy útiles para limpiar sus manos y caritas de suciedad al jugar o comer, al igual que su nariz cuando tiene mucosidad sin maltratarlos. Así mismo, son perfectos para la limpieza de sus juguetes y otros elementos que lleven a su boca como mordedores o biberones. También, son muy prácticos para la limpieza de sus sillas comedores y sus asientos para el carro, pues con solo frotarlos por la superficie la dejarán limpia.  

Igualmente, los paños son una excelente herramienta para la limpieza del pezón antes y luego de lactar, así como para retirar los residuos de leche de la boquita del bebé, Tenerlos a la mano en ese momento de conexión mamá e hijo, es bastante útil, ya que, ayudan a limpiar rápidamente salpicaduras o derrames accidentales.  

Lee también: Recomendaciones al usar pañitos húmedos en recién nacidos

Para la higiene personal

Los pañitos húmedos Medicare funcionan perfecto como sustitutos del papel higiénico, sobre todo, pueden salvarnos el día, cuando no tenemos un dispensador cerca. Además, son perfectos para limpiar las manijas de las puertas en baños público y aquellas superficies con las que no queremos tener contacto directo. 

De la misma forma, los paños húmedos Medicare pueden ayudarnos a limpiar restos de sudor luego de hacer ejercicio e incluso realizar una limpieza rápida de nuestro cuerpo si queremos refrescarnos. Por esta razón, también son muy usados para la higiene de personas con cuidados paliativos o que no pueden bañarse fácilmente.  

Otro de los grandes usos que puedes darles a nuestros pañitos húmedos, es para retirarte el maquillaje en momentos de urgencia en los que no cuentes con desmaquillantes. También te ayuda a corregirlo, limpiando esos excesos de delineador, pestañina, labial entre otros, pasándolo de forma delicada para que tu rostro quede perfecto.

Limpieza rápida de objetos y superficies

Si tu teclado, laptop o mouse tienen partículas de polvo, comida o grasa, limpiar con un pañito húmedo Medicare es una solución rápida para que puedas seguir usándolos y trabajando con ellos sin atormentarte por la suciedad. Puedes hacerlo a diario, para evitar que estos objetos se ensucien demasiado.  

Si tus paredes tienen rayones de marcadores o salpicaduras de pintura provocadas por tus hijos y no sabes cómo limpiarlas, frotar con un paño húmedo la mancha tan pronto como te sea posible evitará que sea más difícil de limpiarla, ayudando a desvanecerla rápidamente. 

De igual manera, las manchas de comida en la ropa pueden limpiarse al instante con los paños húmedos, hazlo inmediatamente te manches o te salpiques para que el paño absorba la mancha y no se quede en tu ropa. Esto te ayudará, al lavarlos esta suciedad sea más fácil de eliminar.  

Y nuestro último recomendado es llevar los paños húmedos siempre en tu carro, para que limpies fácilmente cualquier derrame de comida, manchas de barro o accidentes con elementos que puedan derramarse. La humedad de los pañitos puede ayudarte a limpiar muy rápido sillas de cuero o de tela y así evitar que la suciedad quede adherida en los asientos de tu auto.  

Realmente son muchos los usos que puedes darles a nuestros paños húmedos Medicare y lo mejor es que con sus presentaciones x 40 y 150 unidades puedes llevarlos donde los necesites. Además son para uso de toda la familia y tienen una suave fragancia a granada. Conoce más aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *