Recomendaciones al usar pañitos húmedos en recién nacidos

La piel de los bebés es muy delicada, sobre todo la de los recién nacido, por eso, necesitan de productos que los traten de forma delicada pero que sean eficientes al limpiarlos. Aunque, los pañitos y toallitas húmedas son una herramienta valiosa a la hora de su limpieza, es importante que elijas los adecuadas y tengas precauciones en su uso para que tu bebé esté siempre sano.  

El área del pañal es una zona muy expuesta a humedad, la orina y heces de tu bebé, además esta parte de su piel tiene pliegues y arrugas que dificultan su limpieza. Es por eso, que los pañitos húmedos son una manera eficaz de limpiarlo evitando imitaciones y dermatitis, pues, no limpiarlos a profundidad es una de las principales causas de estos episodios en los bebés.  

Lee también: Por qué limpiar a tu bebé con nuestros Pañitos Humedos Baby’s.

Aunque, se ha comprobado que el uso de paños húmedos provoca reacciones alérgicas en los bebés, esto se debe a que anteriormente se fabricaban con componentes químicos agresivos para su piel. Debido a esto, estos productos han evolucionado para ser dermatológicamente aprobados e hipoalergénicos. Además, según expertos, son la mejor manera de mantener libre de irritación la zona del pañal, pues eliminan las enzimas nocivas causadas por los restos de humedad, orina y heces.  

Por esto, es importante elegir muy bien la calidad de tus pañitos y revisar muy bien los componentes en sus etiquetas, prefiriendo los que estén libres de parabenos, conservantes y alcohol. Así mismo, es importante que no abuses de uso y altérnalos con prácticas más naturales como el agua, en combinación con jabón neutro para limpiar su colita.  

También, es clave que tengas en cuenta que, aunque sea muy recomendado usar agua y un paño de tela para limpiar, esta práctica por sí sola no elimina las sustancias oleosas de la piel con facilidad, y usar simplemente agua no protege el equilibrio del pH natural de tu bebé. Por esta razón, te recomendamos mantener una limpieza suave pero eficaz con los pañitos húmedos, que ayudan a eliminar los contaminantes de la piel y restablecer su nivel de pH. 

Además, aunque existan alternativas como lavar su colita con agua y jabón, los pañitos húmedos son una herramienta práctica para cambiar a tu bebé en ciertos momentos que prima su comodidad, pues el descanso de un recién nacido es muy importante y, por ejemplo, no querrás despertarlo a la medio noche para bañar esta zona si debes cambiar su pañal, con este producto podrás resolverlo sin incomodarlo ni incomodarte.  

Otro punto que debes tener en cuenta al momento de elegir los pañitos es que sean muy suaves al contacto con su piel, casi que como un algodón para que no cause ningún tipo de fricción y así no haya imitaciones.   

Recuerda que, aunque el uso más común de los pañitos en los bebés es para limpiar su colita, existen otros momentos en los que puedes usarlos como para para limpiar sus manos, su cara, juguetes, incluso tus pezones después de lactar y otros objetos con los que tu hijo tenga contacto.  

Conoce más sobre nuestros pañitos Baby Medicare aquí.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.