Cómo curar quemaduras leves en casa con curas Medicare

Cómo curar quemaduras leves en casa con curas Medicare

Las quemaduras leves, pueden surgir en cualquier momento, pues, en su mayoría son generadas por accidentes caseros como salpicaduras de aceite al cocinar, o al tomar un recipiente caliente o tocar sin darse cuenta un aparato electrónico de calor, entre otras maneras imprevistas. Así, puedes causarte pequeñas heridas en la piel que suelen ser dolorosas, pero con el cuidado adecuado lograrás curarlas muy fácil sin dejar ningún trauma en tu piel.  

Las quemaduras se clasifican por su gravedad y aunque hablamos de las más leves, de primer grado, porque son las que generan menor dolor, hay quemaduras de segundo grado que pueden tratarse en casa, también, fácilmente.

¿Cómo saber si puedo tratar mi quemadura en casa?

Se considera una quemadura de primer grado, cuando afecta solamente la capa externa de la piel y generalmente solo causa un pequeño dolor, así como sutil enrojecimiento e hinchazón. 

Por su parte, las quemaduras de segundo grado llegan a capas más profundas de la piel, causan ampollas y dejan un tono más blanco en la piel, de apariencia húmeda y brillante, generando un poco más de dolor.  

Puedes curar en casa la mayoría de las quemaduras de primer y segundo grado, si el área de la piel no tiene menos de 5 centímetros de diámetro. Pero, si es una quemadura más extensa y profunda, que ocupa gran parte de tu mano, pie, cara, piernas, cadera, o cualquier otra área de tu cuerpo donde se vean afacetadas más capas de tu piel, es necesaria acudir al médico.  

Para empezar a curar tus quemaduras leves en casa, es recomendable esperar que se enfríe y seguir estos consejos para curar tus heridas:  

  1. Calma la herida con agua fresca y límpiala con agua y jabón:  
    Deja que caiga agua con una temperatura fresca, no muy fría sobre el área afectada para calmar la quemadura durante unos 20 minutos. Luego, enjuaga con agua y un jabón de ph neutro. 
  2.  Aplica paños o compresas frías:
    Coloca un paño frío, una compresa o una bolsa de gel frío sobre la quemadura para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón. Hazlo en intervalos de 5 a 15 minutos, sin usar objetos demasiado fríos que puedan irritar más la piel. 
  3. Si tienes ampollas no las rompas:
    Si se rompen las ampollas pueden infectarse y aunque se quiera hacerlo para calmar la hinchazón y el ardor, puede provocar el efecto contrario y hacer que la herida se demore más en sanar.   
  4. Aplica cremas calmantes con aloe vera o directamente el gel de la sábila:
    Aplicar una buena crema o ungüento con efecto calmante, como las que contienen aloe vera te ayudará a aliviar el dolor. Este ingrediente es muy eficaz para curar quemaduras leves por su efecto antiinflamatorio, además, promueve la circulación y ayuda a evitar el crecimiento de bacterias.
    Si no cuentas con una crema que contenga aloe vera puedes aplicarlo directamente de la planta de sábila. Corta una parte de su hoja, retira la cascara, extrae el gel puro y ponlo sobre el área afectada.  
  5. Cubre la herida para protegerla mientras sana:
    Si tu herida es pequeña, puedes usar las curas Medicare, cuidando de no dejar la parte adhesiva sobre el área afectada. Las curas Medicare pueden ayudarte a sanar heridas en diferentes partes de tu cuerpo, porque contamos con presentaciones en tira y redondas que pueden adaptarse fácil a la zona en que vayas a usarla.
  6. Nunca rasques la herida:
    Las quemaduras pueden picar mientras están en el proceso de sanar, para calmarlas aplica ungüento o aloe vera que te ayudarán con la irritación. Evita siempre rascarte pues puedes generar infección y complicaciones mientras se cura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.